Anna Selva

(Igualada, España, 1972)

"Sólo pretendo reflejar un mundo entre real y soñado"

A la hora de hacer mi trabajo como pintora sólo pretendo reflejar un mundo entre real y soñado. Pretendo mostrar un espacio que sugiera tranquilidad, una tarde o una noche que empieza, que te invade el sueño o el deseo de evadirse por unos momentos...por eso pinto esas mesas sin acabar de ordenar, con la taza donde quizá queden restos de café o de té, o unas frutas. Mis personajes se abandonan por unos momentos a descansar. Los paisajes que asoman en las ventanas (para mí la ventana significa aquello que puedes contemplar desde tu espacio propio, imaginario o real) son de clara inspiración mediterránea, especialmente los paisajes marítimos, ya que el mar es lo que me da más sensación de paz, de ensueño. La armonía de estos elementos intento conseguirla mediante una gama de colores del mismo tono. Utilizo los acrílicos; es la técnica con la que me siento más cómoda, ya que permite la rapidez y la espontaneidad que busco.

EXPOSICIONES